El Liverpool avanza a la final, Villarreal muere en la orilla

El Liverpool avanza a la final, Villarreal muere en la orilla

El Liverpool venció en el Estadio de la Cerámica a un Villarreal que vendió muy cara su piel. Los ingleses ganaron la eliminatoria por un marcador global de 5-2. De esta manera, los «Reds» ponen punto y final al sueño de hadas que gestaban los dirigidos por Unai Emery y ya esperan a su rival para disputar la final de UEFA Champions League en París.

Un primer tiempo que invitaba a soñar

Villarreal soñaba tras el gol tempranero de Boulaye Dia (Photo by PAUL ELLIS/AFP via Getty Images)

Ni en los mejores planes del conjunto de Emery se podía esperar un mejor inicio del partido. A los tres minutos de encuentro, Boulaye Dia se encontró el balón en el área chica tras el mal remate de Capoue, y sin pensarlo dos veces la mandó a guardar al fondo de la portería. Mientras toda Villarreal celebraba el tanto con rabia e ilusión, una mezcla de incertidumbre y nerviosismo se palpitaba en los rostros de los jugadores “reds”.

La reacción inmediata de la visita fue intentar recuperar el balón, y bajarle las revoluciones a un Villarreal que se venía arriba y creía en la remontada, o por lo menos, eso ordenaba Klopp a base de gritos desde la banda. Sin embargo, el intento fue en vano, ya que no solo los locales siguieron dominando, sino que al minuto 41′, llegaría el 2-0 con un cabezazo de Coquelin, tras un dulce centro de Capoué. El estadio estalló, y tras el segundo tanto solo se podían oír cánticos ensordecedores de «¡sí se puede, sí se puede!», por parte de toda la hinchada submarina.

Despertaron a la bestia

El Liverpool cambió la cara para la segunda parte, una mejoría que inició con la sustitución de Diogo Jota por Luis Díaz. Después de la entrada del colombiano, el rumbo de la eliminatoria tornó distinto. Al minuto 54′, Trent Alexander-Arnold detuvo los corazones de miles de aficionados con un tiro que, tras un desvío, se estrelló en el travesaño. En este punto, los ingleses ya eran muy superiores en el terreno de juego. Tan solo 7 minutos después, Fabinho condujo hasta entrar al área y al ver que nadie lo presionaba, disparó a puerta y el balón se coló por debajo de las piernas de Rulli.

El segundo tanto red llegaría al minuto 67′, con un gol que ejemplifica muy bien lo que es esta máquina de Klopp, centro de Trent Alexander-Arnold y cabezazo preciso de Luis Díaz. En un intento suicida pero necesario, el Villarreal se volcó en ataque en los últimos quince minutos. No obstante, Sadio Mané sentenció la eliminatoria en un contraataque letal.

Una final más para la máquina de Klopp

El Liverpool dio un golpe en la mesa tras el gran primer tiempo del Villarreal (Photo by PAUL ELLIS/AFP via Getty Images)

El equipo más ganador de Champions de Inglaterra está de vuelta en una final europea, la décima de su historia y más concretamente, su tercera final de Copa de Europa en cinco años. Hoy, los dirigidos por Jürgen Klopp mostraron de qué están hechos y ya esperan a su rival, que se definirá mañana tras el encuentro entre Real Madrid y Manchester City.

Honor a quien honor merece

Termina una temporada histórica para el Villarreal (Photo by David Ramos/Getty Images)

La campaña del Villarreal CF en esta Copa de Europa ha superado las expectativas hasta de los aficionados más optimistas, hasta tal punto que, cualquier adjetivo se queda corto para describir lo que está logrando este equipo. Solo en este deporte un equipo de una humilde ciudad de a penas cincuenta mil habitantes, puede quitarse de en medio a la Juventus de Turín, eliminar al gigante Bayern Múnich en su casa y al final, caer con la cabeza en alto ante uno de los equipos más en forma del mundo. Lo del Submarino Amarillo es la confirmación de un gran trabajo que se lleva gestando desde hace unas temporadas, bajo el mandato de Unai Emery y una gran gestión de los altos cargos del club.

Luca Diarian Mellafe

Luca Diarian Mellafe

Escribo sobre todo lo que rodea a la número cinco. Periodista en proceso.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: